lunes, 15 de enero de 2018

ALEGATO A LA TRISTEZA

Hoy es Blue Monday. O eso dicen. El día más triste del año según una ecuación. Por supuesto, como su propio creador ha reconocido (lo puedes ver aquí), esta ecuación no tiene nada de científico y se usó en realidad para fines publicitarios: vender billetes de avión. Si la gente está triste tiene más excusas para viajar, fue lo que debieron pensar quienes tuvieron la idea.

El caso es que, de todas maneras, y dado que hoy día existe un día para todo, no me sienta mal que hayan elegido un día para la tristeza. Me parece una ocasión genial para normalizarla, desdramatizarla y, como pretendo hacer con este post, defenderla, exponiendo las RAZONES POR LAS QUE LA TRISTEZA NO ES UNA MALA EMOCIÓN:

1. En primer lugar: porque no existen las emociones buenas y malas. Todas las emociones son naturales y cumplen funciones que son necesarias. Si la tristeza no existiera, nos adaptaríamos peor a nuestro entorno.

2. Algunas de las funciones de la tristeza son: nos ayuda a reintegrar en nuestra experiencia de vida situaciones vivenciadas como adversas o traumáticas; a través de ella procesamos el duelo o pérdida; facilita la introspección y con ello el cambio; fomenta la conducta de apoyo y altruista.

3. A través de las lágrimas que nos provoca la tristeza, llegamos a la catársis emocional (liberación) y nos aliviamos. Así sanamos el dolor emocional.

4. Si no existiera la tristeza no sabríamos valorar otros ánimos como la alegría, el placer o el humor.

5. La tristeza puede ser una fuente de inspiración y un canal de creatividad. Muchos de los grandes autores de todos los tiempos, en diversas disciplinas (literatura, arte, música, cine), crearon sus mejores obras encontrándose inmersos en estados deprimidos. Por un lado la tristeza dirigía sus talentos, y por otro, el arte de crear les ayudaba a transformar su estado de ánimo.

Por tanto, si el Blue Monday sirve para algo (que lo dudo), que sirva para esto: para quitarle valor negativo a la tristeza. ¡No te sientas mal por sentirte triste! No añadas culpa o vergüenza o enfado a tu tristeza. No te forjes una identidad permanente a partir de un estado temporal: no eres un triste por sentirte triste, ni tiene una vida de mierda por tener un día triste. 

La tristeza es necesaria, y puede ser incluso buena, como hemos visto. Así que, ¡permítetela!

Piensa que cada lágrima que brote de tus ojos es una semilla que llega al centro de tu corazón y lo hace más grande, más hermoso, más fuerte.

¡Viva la vida, y por tanto, viva la tristeza, que forma parte de la vida! No se puede celebrar una sin la otra.

Que tengas un día triste o alegre, da igual, pero sobre todo, que tengas una vida feliz. Un abrazo.

martes, 9 de enero de 2018

LA ESCRITURA-TERAPIA: MEDICINA PARA EL ALMA

¿Nunca te has preguntado porque te resulta más fácil ayudar a otros que a ti mismo?

Pasa, ¿verdad? Algunas veces somos capaces de mantener la calma y ofrecer sabias recomendaciones a personas que están en crisis, pero cuando soy yo quien entra en crisis, ¡a ver quién es el guapo que me ayuda a mí ahora!

Tú eres ese guapo o guapa.

Si tienes esa capacidad para con los demás, ¿por qué no la vas a tener para contigo mismo? 

Pero hay que saber usarla, y a veces resulta sumamente difícil porque nos sentimos atrapados por nuestros propios pensamientos autosaboteadores y el remolino de emociones que los acompañan.

Hay una llave que nos puede liberar de ese encierro, y tiene forma de lápiz.

ESCRIBIR.

Porque cuando escribo sobre cómo me siento y por qué, y reflejo qué me estoy diciendo a mí mismo para sentirme así, consigo poner distancia entre mi mundo interior y yo.

Ya no estoy dentro del torbellino emocional, ahora estoy fuera, y estoy observando mis pensamientos y emociones, atrapados en el papel.

Y entonces adquiero perspectiva, puedo objetivar, racionalizar, y darme tan buenos consejos como los que doy a familiares y amigos, si me pregunto: ¿qué puedo hacer para resolverlo, si es que tiene solución, y si no: qué puedo hacer para simplemente sentirme mejor?

La Escritura-Terapia es un recurso tan poderoso como la Meditación, el Mindfulness o el Diálogo Interno, para ser capaces de observar nuestro mundo interior y dominarlo.

Para no quedarnos atrapados en él... y ser más libres, y por ende, más felices.

Principales utilidades de la Escritura-Terapia:
  • Facilita la expresión y comprensión emocional.
  • Nos sirve para ordenar ideas.
  • Descubrimos conflictos internos y ayuda a su resolución.
  • Nos proporciona un análisis de la relación entre lo que sentimos y pensamos y la propia conducta y su funcionalidad.
  • Mejora nuestra autoconciencia y autoconocimiento.
  • Nos ayuda a desahogarnos al facilitar la catársis emocional.
  • Conseguimos observar nuestro estado interior desde una perspectiva externa y por tanto más neutral.
Este sábado 13 de Enero haré un Taller de Escritura-Terapia para enseñar, a través de diversos ejercicios y técnicas, cómo podemos usar y aprovechar este poderosísimo recurso que es la escritura, a favor de nuestro propio bienestar y crecimiento personal.

Conseguir paz interior, escribiendo con cabeza, y desde el corazón.

Si estás en Málaga, espero verte por allí. ¡Un abrazo!

miércoles, 3 de enero de 2018

LO MEJOR DEL 2017 (III)

Como cada año por estas fechas, en las que hemos despedido un año y recibido a otro, hago un repaso de lo mejor visto en Redes Sociales, sobre psicología, bienestar y crecimiento personal. 
A pocos días de que lleguen los Reyes Magos, en lugar de mirra, oro e incienso, yo te deseo que este 2018 te venga cargado de amor, paz y felicidad.
Porque los mejores regalos no son cosas, porque las mejores cosas de la vida son las que tú haces. ¡Un abrazo!



Eres mucho más que un cuerpo y una mente.



En un mundo de prisas en el que tanto es obviado, parar, ver y agradecer es una acción que cambia el mundo. Genial charla:



“Si pudiésemos leer la historia secreta de nuestros enemigos, encontraríamos en la vida de cada persona tanta tristeza y sufrimiento como para desarmar cualquier hostilidad” .



Un maravilloso regalo que nos enseña una valiosa lección: si queremos... ¡todos los días es Navidad!



miércoles, 27 de diciembre de 2017

LO MEJOR DEL 2017 (II)

Como cada año por estas fechas, en las que despedimos un año y recibimos a otro, hago un repaso de lo mejor visto en Redes Sociales, sobre psicología, bienestar y crecimiento personal.

Recordando con gratitud lo bueno vivido, incuso también lo malo, porque nos enseña, deseando que el nuevo año nos traiga más experiencias enriquecedoras y gratificantes...

¡Viviendo el presente! ¡Feliz 2018!



Un vídeo que nos muestra como se trata y resuelve el Trastorno Obsesivo-Compulsivo. Útil para todo tipo de personas no diagnosticadas que tengan obsesiones y realicen cualquier tipo de conducta para eliminar la ansiedad que le producen (ejemplo: los celosos).

Por qué la autocompasión puede ser buena para tu salud.



"Sólo hay una verdad absoluta, que esta verdad es relativa".



Magnífico corto. Imprescindible lección. 4 minutos que merecen la pena.

La Inteligencia Emocional debería ser obligatoria en los sistemas educativos.

Un pequeño vídeo de 1 minuto y medio, una gran lección de empatía. La clave: "no te lo tomes como algo personal".




miércoles, 20 de diciembre de 2017

LO MEJOR DEL 2017 (I)

Como cada año por estas fechas, acercándose la Navidad, hago un repaso de lo mejor del año visto en Redes Sociales, sobre psicología, bienestar y crecimiento personal.

Porque las mejores cosas de la vida no son cosas, y los mejores regalos, aquéllos de los que aprendes.

¡Feliz Navidad, feliz vida!



Sólo cuando sabes quién eres, descubres qué quieres hacer con tu vida.



El trauma puede suponer una palanca de cambio hacia el desarrollo de la creatividad y el crecimiento del ser humano.






Fantástica metáfora: admiremos nuestras cicatrices.



La línea entre el egoísmo sano y el recalcitrante suele ser muy sutil.





¿Alguna vez te has preguntado: "soy hermoso"? Un vídeo para reflexionar... y para sentir.



10 películas de Inteligencia Emocional que no te puedes perder.



Gran spot. No te lo pierdas. Inspira en valores, conciencia sobre cómo podemos llegar a reprimir la necesaria rebeldía de los niños.







miércoles, 13 de diciembre de 2017

¿FELIZ O INFELIZ NAVIDAD?

Hay muchas personas que les encanta la Navidad.

Y muchas otras que la odian.

¿Eres de este segundo grupo? Bien, éste puede ser un post ideal para ti.

Y digo que puede porque si odias la Navidad pero no tienes ningún problema con ello, entonces no, no es para ti.

Pero si odias la Navidad tanto que tu rechazo a la misma te provoca: ¿tristeza, rabia, vacío...? Entonces sí, entonces sí tienes un problema.

Porque la Navidad, por mucho que no te guste, EXISTE. Quién sabe si dentro de unos años la quitan, pero HOY, la Navidad ES. Y tu odio, rechazo o negación no va a cambiar eso.

Ahora bien, que la Navidad sea y que haya muchas personas que la disfrutan (también hay muchas que no) no quiere decir que tengas que disfrutar la Navidad. Pero el hecho de que no tengas que disfrutar la Navidad no implica que tengas que pasarte la Navidad odiándola, rechazándola, negándola o deseando que pase lo más rápido posible, porque por mucho que desees que pase lo más rápido posible, la Navidad, también, dura lo que dura.

Podemos aceptar una cosa pero no identificarnos con su contenido, y cuando dejo de canalizar mi energía en el odio, la negación o el rechazo, cuando acepto, entonces me permito transformar mis emociones y la realidad.

Yo puedo aceptar mi tristeza, porque si rechazo mi tristeza me puedo enfadar conmigo mismo, y mi enfado conmigo mismo puede conducir a más tristeza. Lo que resistes, persiste. Si en cambio acepto mi tristeza, más fácilmente pasará esa emoción por mí y podré empezar a hacer cosas para sentirme mejor... porque ya no estaré perdiendo mi energía en enfadarme conmigo mismo.

Pues si acepto que la Navidad es, que le gusta a mucha gente, y que a mí no me gusta, podré:

- Poner música rock en vez de villancicos.

- Hacerme transitoriamente vegano para las cena de Nochebuena.

- Pasar de meterme en los follones del centro de mi ciudad.

- Ponerme un chándal para la fiesta de Fin de Año.

- Hacer regalos originales y no materialistas: un juguete construido por mí, una canción, un mensaje de amor...

¡Y sentirme genial con ello!

Porque al final estaré viviendo la Navidad como a mí me dé la gana y no como nadie me diga que la viva.

Simplemente: acepta y crea.

1. ACEPTA lo que es.

2. Y con lo que es... CREA TU PROPIA FELICIDAD.

Y ahora imagínate que este post no habla de la Navidad sino... de la vida. ¿Se podría aplicar todo lo dicho anteriormente a cualquier tiempo y área de tu vida? ¡Pues hazlo!

Porque maldita sea, no estás obligado a ser feliz en Navidad, ni mucho menos estás obligado a ser feliz todo el año, ¡pero puedes ser feliz siempre que quieras!

Con villancicos de por medio, con petardos y... ¡hasta con tu cuñado!

Este sábado 16 de Diciembre hago el Taller Desarmando a Papá Noel: ¡es Navidad y me alegro! Si estás en Málaga espero verte ahí. Y si no, un abrazo, ¡y feliz actitud!

lunes, 4 de diciembre de 2017

EL TRASTORNO POR ESTRÉS POST TRAUMÁTICO

Desde 2015 tengo el orgullo de formar parte del APOLel servicio de Apoyo Psicológico On Line de la Fundación Punset. Una selección de psicólogos de toda España que contestamos consultas en torno a problemas de depresión, ansiedad, estrés, pareja, desamor, y muchos otros.

Desde entonces, una gran cantidad de trabajo, más de 150 consultas publicadas, y una enorme experiencia de aprendizaje que me llevo y que quiero compartir contigo, publicando algunas de las consultas más destacadas que he tenido la oportunidad de contestar.

Esta semana: el trastorno de estrés post traumático, una caso real sobre un accidente y sus secuelas, y que nos servirá para conocer este trastorno y qué se hace desde la psicológica para tratarlo y superarlo.

CONSULTA


Quisiera contar mi experiencia: a los 16 años tuve un accidente, me caí de un caballo y eso marcó mi vida. Estuve en terapia intensiva y con un párpado caído, mi cara estaba hinchada producto del golpe, tuve un shock post traumático. Han pasado los años y no lo puedo asumir, he ido a psicólogos, psiquiatras, pero se acerca la fecha de mi accidente y me siento intolerante, todo me molesta y lloro muchísimo. Quisiera algún consejo para aliviar el dolor que siento.

RESPUESTA

El trastorno por estrés post traumático (TEPT) es un trastorno de ansiedad que se caracteriza por la aparición de una serie de síntomas específicos tras la exposición a un acontecimiento estresante especialmente traumático para el individuo, ya que es percibido por éste como una amenaza o una catástrofe. Estos síntomas suelen ser: recuerdos angustiosos, reacciones fisiológicas intensas, reacciones disociativas en las que se revive el trauma, y un malestar psicológico y emocional intenso y persistente.

Una de las estrategias más usadas en terapia para tratar este trastorno es el método catártico, que consiste en la liberación de las emociones que quedaron suprimidas en el momento del trauma, a través de recordar el mismo de una manera objetiva: contándolo.  Cuando hacemos esto, una y otra vez, conseguimos romper la cadena entre el acontecimiento traumático y la reacción emocional asociada, e integrar aquél en nuestra experiencia de vida. La persona acaba siendo consciente de que lo que pasó fue una experiencia negativa y no deseada, pero… que ya pasó, que terminó.

Si no puedes acudir a terapia, te recomiendo entonces hablar del suceso con tu círculo más íntimo primero (familiares, amigos…) y después con personas de menos confianza. Sin tratar de reprimir tus emociones, pero tampoco valorándolas de modo exagerado. Es normal que el recuerdo del trauma te haga sentir dolor, pero si evalúas ese dolor como algo natural, incluso necesario, acabará teniendo un efecto curativo. Un mantra budista es: “La salida del dolor es a través del propio dolor”. Ánimo, un abrazo.