lunes, 27 de febrero de 2017

MIEDO A LA SOLEDAD

Desde 2015 tengo el orgullo de formar parte del APOL: el servicio de Apoyo Psicológico On Line de la Fundación Punset. Una selección de psicólogos de toda España que contestamos consultas en torno a problemas de depresión, ansiedad, estrés, pareja, desamor, y muchos otros.

Desde entonces, una gran cantidad de trabajo, más de 150 consultas publicadas, y una enorme experiencia de aprendizaje que me llevo y que quiero compartir contigo, publicando algunas de las consultas más destacadas que he tenido la oportunidad de contestar.

Esta semana: Miedo a la soledad. Un caso que muestra como el miedo a sentirnos solos puede ser exagerado y llevarnos a la infelicidad. La soledad es un espacio en el que podemos encontrarnos con nosotros mismos. Un abrazo.

CONSULTA 

Siento como una pesadez en mi cabeza y de repente me dan ganas de llorar. Llevo dos años en Inglaterra y estoy contenta, no es fácil estar aquí sola, porque no tengo verdaderos amigos y me encantaría tener una vida social mas activa, pero no me puedo quejar. He trabajado y trabajo muy duro, a veces 52 horas a la semana para conseguir lo que con suerte en un mes tendré, mi merecido puesto de Manager. Salgo con un chico inglés, pero no es una relación ni fácil, ni normal. Yo quiero verlo más y es muy difícil porque está en tratamiento por un problema de espalda y además tiene una ex mujer y dos hijas. Creo que en breve me hartaré de esta relación, pero no sé por qué no doy el paso. Bueno, supongo que sí lo sé: no quiero estar sola. Quizás son muchas cosas ahora en mi cabeza: mi trabajo, mi pareja, y debería sentarme a pensar y decidir qué es lo que me conviene, pero es que me resulta muy difícil, porque no puedo concentrarme.

RESPUESTA

La procrastinación es la acción de postergar actividades o situaciones que deben atenderse. Una de las actividades que más se pospone es el acto de tomar una decisión. Esto se debe al nivel de estrés que nos provoca ese acto. Sin embargo, fíjate que la procrastinación se relaciona muy a menudo con problemas de ansiedad y depresión, y a las somatizaciones.

Con esto no quiero que pienses que te estoy empujando a tomar la decisión de romper la relación con tu actual pareja. Un psicólogo no toma decisiones, pero ayuda a la otra persona a vencer las resistencias que le impiden tomar una decisión. ¿Qué resistencias te impiden continuar con la relación? La actual enfermedad de tu pareja, su rol de ex marido y padre, tus largas jornadas de trabajo. Pregúntate si son insalvables, inmodificables o incompatibles para ti. Resistencias para terminar la relación: la soledad. En la sociedad actual la soledad tiene muy mala fama, pero la verdad es que puede significar una oportunidad para el autoconocimiento, para la meditación y la reflexión, y a partir de ello, para el cambio y el crecimiento personal.

Hablar con tu pareja de una manera franca y directa también puede ayudarte a darte cuenta de cómo estáis, de qué es lo queréis, y decidir qué rumbo vais a tomar. Y por último, disponer de unas redes sociales más fuertes y amplias te ayudará a vencer ese miedo a la soledad y aumentará tu satisfacción vital. Uno de los problemas que tienes es que trabajas muchas horas y eso te dificulta pasar más tiempo con tus amigos o conocer gente nueva. Además del nivel de estrés y de fatiga que es probable que te provoque. Pregúntate si es algo que está en tu mano cambiar. El estrés no es bueno para la salud mental y emocional. Los amigos, sí lo son. Un abrazo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario